Instituto de Sexología (1919-1933)una exposición de la Magnus-Hirschfeld-Gesellschaft

Empleados del Instituto y personal doméstico

Retrato de Karl Giesevergrößern
Retrato de Karl Giese, 1931 (colección Manfred Herzer)

Karl Giese

1898 – 1938 – Archivista del Instituto

Sabido es que Giese se encuentra con Hirschfeld en 1920 y se convierte en su compañero y discípulo.
Vive con Hirschfeld en el Instituto, ocupa las funciones de secretario, da conferencias en la sala Ernst-Haeckel, guía las visitas y dirige el archivo del Instituto.

En los círculos íntimos del Instituto pasa por el “hijo adoptivo” de Hirschfeld y por la “mujer de la casa”.

Su habitación en el Instituto se vuelve a fines de los años 20 un “taller libre” para jóvenes homosexuales, como señala Ellen Baekgaard (una amiga de Hirschfeld) que también financia el bachillerato de Giese. Allí se encuentran entre otros el arqueólogo Francis Turville-Petre, que vive en el Instituto, su ecónomo, Erwin Hansen, y su asistente doméstico, llamado Heinz, sin el menor estorbo o disimulo. Un miembro de este círculo era el literato inglés Christopher Isherwood, que encontró allí muchos personajes para sus novelas.

Magnus Hirschfeld y Karl Giesevergrößern
Magnus Hirschfeld y Karl Giese en exilio en Niza (colección Egmont Fassbinder)

«Este comprometido, serio, inteligente veterano en la lucha por la libertad sexual [tenía] una inocencia extraordinaria» recuerda Isherwood, «Christopher vio en él al vigoroso joven campesino con el corazón de una chica, que hacía mucho tiempo se enamoró de Hirschfeld, su figura paterna. Le llamaba también su “papá”».

Biografía

Giese procede de una familia obrera de Bohemia.

Tras una conferencia de Hirschfeld sobre homosexualidad se presenta el día después a él con estas palabras: «También yo soy así». Entonces empezó lo que Ellen Baekgaard formuló con las palabras de Hirschfeld: una relación “psíquico-corporal…”

Karl Giese y Tao Livergrößern
Karl Giese y Tao Li delante del Instituto de Sexología en Berlín en 1932 (Magnus-Hirschfeld-Gesellschaft)

Cuando en 1932 Hirschfeld no vuelve a Alemania después de su vuelta al mundo, Giese parte al Pireo a su encuentro y halla a Li Shiu Tong (Tao Li), el nuevo amigo de Hirschfeld. A pesar de algunas crisis de celos ocasionales aciertan los tres a crear en su exilio francés un “ménage à trois”. Hirschfeld designa a los dos amantes como sus herederos.

Después de un “asunto de casa de baños” Giese debe dejar Francia en octubre 1934 y va a Viena y a Bruno.

Le es permitido ir de nuevo a Niza para el entierro de Hirschfeld.
La herencia de Hirschfeld no pudo, obviamente, ser recogida. Giese vive con gran pobreza en Bruno y se suicida en 1938.

Rudolphvergrößern
Retratos de Rudolph y Dorchen (Hirschfeld: Geschlechtskunde. tomo IV, Stuttgart 1930, p.552, Abb. 803-804)

Dorchen / Rudolph R.

Empleado/a, doméstico/a y paciente

Rudolf, que ya desde la niñez manifestaba “inclinación a actuar y comportarse de modo femenino”, se hace castrar voluntariamente en 1922.
Actúa en el Instituto como doméstico, en vestidos femeninos y con el nombre de Dora.
Hirschfeld la llama afectuosamente Dorchen (Dorita) y publica en su “Ciencia Sexual“ (“Geschlechtskunde”) su transformación como travestido. El médico agregado al Instituto Felix Abraham publica el cambio de sexo de Dorchen como estudio de caso:
«La castración tuvo como efecto, aunque no extenso, que el cuerpo se hizo más lleno, que la barba disminuyó, que aparecieron principios de pecho y que también la adiposidad de la pelvis … tomó forma femenina».
En 1931 tiene lugar la amputación, por el médico del Instituto Dr. Levy-Lenz, del pene de Dora, aproximadamente a la edad de 40 años; después la implantación, por el Prof. Dr. Gohrbandt, jefe de la clínica quirúrgica del hospital Urban de Berlín, de una vagina artificial.
Dorchen pertenece a los primeros casos de cambio de sexo.

Dorchenvergrößern
Retratos de Rudolph y Dorchen (Hirschfeld: Geschlechtskunde. tomo IV, Stuttgart 1930, p.552, Abb. 803-804)

El médico sexólogo Dr. Levy-Lenz, que trabaja en el Instituto a partir de 1925, recuerda al personal doméstico como sigue:
«La búsqueda de trabajo era también una cuestión difícil para los travestidos. (…) Puesto que lo sabíamos y que sólo pocas empresas empleaban a personal travestido, ocupábamos a esta gente según nuestras posibilidades en nuestro Instituto. Así, teníamos por ejemplo cinco criadas – todas hombres travestidos, y nunca olvidaré la vista que se ofreció a mis ojos cuando una vez llegué a la cocina del Instituto al terminar el trabajo del día: allí estaban sentadas las cinco “chicas” haciendo punto y cosiendo tranquilamente, la una al lado de la otra, y cantando juntas antiguas canciones populares. En cualquier caso era el mejor, más aplicado y más concienzudo personal doméstico que nunca tuvimos. Jamás un extraño de visita en nuestro Instituto notó algo de todo esto…»

Retrato de Adelheid Rennhackvergrößern
Retrato de Adelheid Rennhack, hacia 1930 (Magnus-Hirschfeld-Gesellschaft)

Adelheid Rennhack

nac. 1909

Fue responsable de la economía doméstica del Instituto desde 1928 hasta su cierre a comienzos del verano de 1933.

Después de la escuela aprendió de su madre en Stolp i.P. el oficio de modista. En 1927 llegó a Berlín, en principio como asistenta en una casa en Spandau.

A ella incumbía en el Instituto el cuidado de las salas de recepción y de sociedad, atendía a los invitados y pacientes de la casa acomodados en la planta superior de la villa, servía la mesa, administraba la ropa de lavandería y la vajilla y llevaba a cabo las compras necesarias; ocasionalmente se sentaba también en la recepción. Durante su actividad fue Adelheid Rennhack la primera persona de contacto para muchos pacientes, para algunos se convirtió en una buena amiga.

Como la mayoría de los empleados, Adelheid Rennhack vivió en la casa. Al margen del alojamiento recibía 30 marcos mensuales como sueldo. Su horario de trabajo era de 7 a 18 hrs.

Empleados del Instituto y personal doméstico

«Los pocos empleados del centro (sirvientes, oficinistas) dan, así como el mismo director, la impresión de ser homosexuales. Manifiestamente en su ambiente estaba también un hombre joven, supuestamente estudiante, que daba aún más esta impresión. Naturalmente no se podía notar ninguna impertinencia», escribe en 1920 el consejo médico del gobierno en un informe denunciante tras una visita al Instituto ordenado por el Ministerio de Salud pública.

Conserjes

  • P. Schulz (1920), portero
  • M. Straube (1921), fabricante de herramientas
  • Anton Sablewski (1922-27), revisor, fontanero, conserje;
    firma también como “operador de fotografía y cine”
    Su mujer Margarethe Sablewski, nacida Harendt, solicita en 1922 una concesión para vender bebidas alcohólicas en el jardín frontal del Instituto, que la policía le deniega.
  • Andreas Janclas (1928)
  • Ernst Kloß (1929)
  • Erich Wenslaff (1932)

Ecónomos y ecónomas

Hinrike Friedrichs (1927-33), ecónoma para el Instituto

Señora Krüger (a partir de 1926), cocinera de la comunidad de alojamiento comunista de entre otros Willi Münzenberg, Babette Groß, Heinz Neumann en el Instituto.

Babette Groß recuerda:

«junto a este alojamiento, Magnus Hirschfeld nos recomendó a la señora Krüger, antigua ama de cocina de una señoría en Mecklemburg, antes auxiliar ocasional en casa de Hirschfeld. Cada mañana venía con su lulú blanco-nieve desde Wedding y cuidaba de nosostros. Conocía a nuestros huéspedes exóticos, pero era discreta y no se asombraba ya de nada. En el terreno político no estaba para nada de acuerdo con Münzenberg, pero sucumbió a sus encantos… En 1933, durante los interrogatorios policiales con ocasión del proceso por el incendio del Reichstag, le mostraron numerosas fotos de nuestros visitantes. Permaneció firme en su declaración de que no les conocía. Creía haber visto a Dimitroff, porque le había hecho bastante a menudo café».

Erwin Hansen (1930-33), cocinero y ecónomo, amigo de Karl Giese, empleado por el arqueólogo que vivía en el Instituto Francis Turville-Petre.
«Erwin era un gigante musculoso con cabellos rubios cortos, que había estado antes en el ejército. Ahora hacía el factótum en el Instituto y engordaba», recuerda Christopher Isherwood.
«Era de buena pasta, tenía una manera de ser natural, ojos celestes y siempre en movimiento, y sonreía a Christopher de modo irónico y siempre provocante. A veces le pellizcaba también el trasero. Pero Erwin era comunista. Por eso es posible que su comportamiento trivial no fuese totalmente espontáneo, sino que formara parte de su conciencia política».

Erwin empleó de auxiliar de la casa a un chico llamado Heinz.

Después del saqueo del Instituto en mayo de 1933, Isherwood, Heinz y Erwin Hansen viajan a Grecia a casa de Turville-Petre en la isla alquilada St. Nikolas, cerca de Atenas.
De vuelta en Alemania, Erwin fue probablemente arrestado por los nazis y habría perecido en un campo de concentración.

Dibujo de la Sra. Helene Hellingvergrößern
Dibujo de la Sra. Helene Helling (Hirschfeld: Geschlechtskunde, tomo 4, Stuttgart 1930, p.781)

Acogida/aviso

Helene Helling (1930-34), viuda, se muda como inquilina al Instituto. «Poco tiempo después de vivir allí», recuerda Ellen Bækgaard, «advirtió lo poco ordenada que era la casa privada, de modo que un buen día hizo colocar una mesa de trabajo en el corredor frontal y se instaló allí los días laborables de 9 a 16, y logró también una propia línea telefónica sobre su mesa. Desde este día en adelante nadie entró sin haber avisado…
La señora Helling no era empleada en el Instituto ni estaba en la lista de los asalariados, y a pesar de ello pertenecía a ellos. Hacia 1930 era una señora de mediana edad y una completa “señora” en el mejor sentido de la palabra»(Fetichismo) .

Helling simpatiza con los nacionalsocialistas después del saqueo del Instituto y se queda hasta 1934 en el antiguo edificio del Instituto.

Administradores

Joachim Schreiber (hacia 1924)
administra la sala Ernst-Haeckel del Instituto

Arthur Röser (1926-33)
Toma como tarde en la primavera de 1926 la administración de la sala Ernst-Haeckel. R. es considerado en 1933 como nazi.

Friedrich Hauptstein (aproximadamente 1924-33)
Director administrativo del Instituto.
Actúa en 1924 temporalmente como secretario de la Oficina (del Instituto) de las “Jornadas internacionales de reforma sexual sobre bases científicas”.
Hauptstein se adhiere más tarde a los nacionalsocialistas. En 1933 forma parte de aquellos colaboradores del Instituto que firma un memorial de sumisión a Göring.

Karl Giese escribe a este propósito en septiembre de 1935 a Max Hodann:
«No tenemos ningún contacto con Hauptstein. Más bien al contrario. En estos últimos tres meses, por razones de “política interna”, … estábamos bastante tensos y en los momentos más difíciles no ha dado prueba de mucho valor y fidelidad para con Papá y frente a la causa. Que yo sepa, tiene un negocio de cigarros en Köpenick con su madre»

Auxiliar sanitario

Ewald Lausch trabaja desde 1924 en el servicio de radiología del médico agregado al Instituto Schapiro. Ambos se distancian de Hirschfeld en su opinión política a principios de los años 30.
Lausch es caracterizado por todos los que lo conocen como nazi. Su nombre no está sólo en el memorial de sumisión de colaboradores del Instituto a Göring; en una carta de abril de 1933 al reformador sexual danés J.H. Leunbach intenta, entre otras cosas, justificar también el saqueo del Instituto, así como el encarcelamiento de Max Hodann.